miércoles, 16 de septiembre de 2015

MUERTE



Y pensar que después que yo me muera
aún surgirán mañanas luminosas,
que bajo un cielo azul, la primavera,
indiferente a mi mansión postrera
encarnará en la seda de las rosas.

Y pensar que, desnuda, azul, lasciva,
sobre mis huesos danzará la vida
y que habrá nuevos cielos de escarlata
bañados por la luz del sol poniente,
y noches llenas de esa luz de plata
que inundaban mi vieja serenata
cuando aún cantaba Dios, bajo mi frente.

Y pensar que no puedo en mi egoísmo
llevarme al Sol ni al Cielo en mi mortaja;
que he de marchar yo solo hacia el abismo,
y que la luna brillará lo mismo
y ya no la veré desde mi caja.

(Agustín de Foxá)

TÍTULO: "La Cabaña"
1) Cuando se levantó esa mañana, el cielo estaba despejado.
2) Ahora, sin embargo, se había vuelto gris. Él se estremeció levemente.
3) Pronto comenzó a nevar.
4) Al principio, sólo algunos copos livianos girando en el viento.
5) Luego copos pesados y húmedos que rápidamente lo cubrieron todo.
6) ¡Rayos!

EL GATO QUE ESTÁ TRISTE Y AZUL

EL GATO QUE ESTÁ TRISTE Y AZUL