miércoles, 25 de noviembre de 2009

TIEMPO MUERTO (VI): "El velador de tres patas"



Las mesas pueden tener varias patas
Generalmente tienen cuatro
Los veladores tienen tres.
Al lado de los veladores hay paragüeros de 1934
Que un payaso con fiebre
Me insinúa robar
Las miradas son líneas de puntos
La admiración es aureolada
Por rayas cortitas
En torno a la cabeza
Huelo a café con mucho azúcar y calor
Debo quemar esta casa
Bajo las escaleras muy despacio
El aire de la noche
Miles de chispas
En mi alma cansada
Pequeños duendes
Me arrancan pedacitos de cerebro
Y los dejan caer por las aceras
Me arrancan el cerebro a pedacitos de
Desvergüenza
Alguien debería abrigarme con las hojas muertas
Ya escritas
Mi cerebro es sólo ya
Una chispita de luz azul
De luz fugaz con sabor dulzón de kif
La vida es una pipa de kif
Fumada con desesperación
Sentados en el barro de invierno
De la ribera de un río
Pueblos abajo
Barro de alquitrán y pozos negros
De tarquín
Estéfanie recuerdo tu mirada
Turbia
No puedo retrasar más el momento
Pero antes entraré a calentarme
Y me sentaré en ese velador de tres patas
Donde ese payaso no cesará de mirarme


sábado, 21 de noviembre de 2009

jueves, 12 de noviembre de 2009

TIEMPO MUERTO (IV): "Un segundo"



Una mosca verde
Brillante
Recorre mi brazo
Buscando carne muerta donde depositar sus huevos.


sábado, 7 de noviembre de 2009

TIEMPO MUERTO (III): "Blanco y negro"



Pelo negro
Pubis negro
Negros rizos
Venas azules bajo la fría piel
Pelo fino
Negro
Desconcertante
Sábanas silenciosas
Y el monótono chasquido del reloj
Que nos recuerda que la atmósfera huele a traición
A carne amoratada
A colmillos, a desgarros
Crueles.


jueves, 5 de noviembre de 2009

TIEMPO MUERTO (II).- "Madrugada"



Ya no importa la vulgaridad
Ni los nervios rotos, o el digestivo descompuesto
Que repaso en una interminable letanía de autocompasión.
Autocomplacencia.
En esta vacía madrugada ya sólo busco el sueño
Es como un suicidio de
prêt a porter.
Es como esperar la calma,
La pedante ataraxia,
Esa amante de billetes a escondidas
Desconocida aunque vislumbrada
Que al fin crees vas a conocer
Y nunca llega el día.
Es una vaporosa visión blanca.
Inalcanzable.
Desesperante.
Es, en suma, una situación ridícula
Un dramón de vinos, soledad, humo
Y madrugada.


lunes, 2 de noviembre de 2009

TIEMPO MUERTO (I)



Qué triste está una tarde de domingo de verano
Al mediodía
Cuando todo el mundo come,
Está en la piscina
Ríe su cordura
Y las cafeteras dejan escapar su acogedor aroma.
Qué triste está una tarde de domingo de verano

********

Cubierto de nubes
He sentido clavos de hielo
Sin tocar jamás fondo


********

Sogas ceñidas como rayos
Sobre mi piel
Van gestando ansiosos corredores de humo.


********

Ya no quedaba nada
Quise construir mil catedrales
De paja


********

Y no dejo de oír este silencio zumbante
Este silencio agobiante
Este silencio que duele, que hace estallar la cabeza
Este silencio loco, aburrido, eterno
Sin esperanza


********

Una habitación sin cuadros,
Sin muebles, alfombras ni lámparas
Una habitación sin nada
Una habitación que te espera.
 

********

Las tardes de julio
Salen las empleadas de las fábricas
A bailar con mecánicos y electricistas.
En las tardes de julio se dejan dar ahogadillas
En las piscinas municipales
Que apestan a cloro y Nivea.


EL GATO QUE ESTÁ TRISTE Y AZUL

EL GATO QUE ESTÁ TRISTE Y AZUL